Un viaje en transiberiano es una aventura sorprendente

19/05/2014

Un viaje en El Transiberiano es una experiencia sorprendente que le llevará desde la Rusia europea hasta el Lejano Oriente ruso, Mongolia y China.

El legendario ferrocarril Transiberiano es una red ferroviaria que conecta la Rusia europea con las provincias del Lejano Oriente ruso, Mongolia y China.

Su ruta principal fue inaugurada el 21 de julio de 1904 por el Zar Nicolás II, aunque su proyección data del reinado de su progenitor, el Zar Alejandro III y de su ministro de finanzas el Conde Serguéi Witte, que ideó el titánico proyecto.

Con una extensión de 9.288 km, consiguió unir Moscú con la costa rusa del Océano Pacífico, más precisamente con Vladivostok (localizada en el mar del Japón, y cuyo significado en ruso es “poder sobre oriente”). Esta vía de comunicación resultó vital para cohesionar el vasto Imperio Ruso y para acercar la Rusia europea y la asiática.

La electrificación de la línea, que comenzó en 1929, permitió aumentar considerablemente la capacidad de carga, y aún hoy el Transiberiano sigue siendo la vía de comunicación más importante de Rusia, pasando por él cerca del 30% de las exportaciones del país, además de atraer a gran cantidad de visitantes extranjeros por su gran atractivo turístico, así como incluso de pasajeros rusos en sus viajes domésticos.

Esta vía ferroviaria, que atraviesa ocho zonas horarias, constituye el servicio ferroviario continuo más largo del mundo. Hay ramales a China, a través de Mongolia (Transmongoliano) y Manchuria (Transmanchuriano) que finalizan en Pekín, y también hay un servicio que lleva a Corea del Norte.

En 1991 fue completada una cuarta ruta, conocida como Ferrocarril Baikal-Amur, que se separa del Transiberiano antes de llegar al Lago Baikal y lo atraviesa por su extremo norte. Esta ruta alcanza el océano Pacífico al noreste de Jabárovsk, en Sovétskaya Gavan. Aunque esta ruta brinda la posibilidad de acceso a zonas situadas mucho más al norte, el ramal se caracteriza también por atravesar zonas consideradas peligrosas.

La ruta principal, recorrida por el tren No. 1, conocido con el nombre de Rossía ("Rusia"), pasa por las siguientes ciudades: Moscú (0 km, Huso Horario de Moscú), Nizhny Nóvgorod (442 km, HHM), Perm (1436 km, HHM+2), Ekaterimburgo (1816 km, HHM+2), Omsk (2712 km, HHM+3), Novosibirsk (3335 km, HHM+3), Krasnoyarsk (4098 km, HHM+4), Irkutsk (5185 km, HHM+5), Ulán-Udé (5642 km, HHM+5), Intersección con el Transmongoliano (5655 km), Chitá (6199 km, HHM+6), Intersección con el Transmanchuriano en Társkaya (6312 km), Jabárovsk (8521 km, HHM+7), y finalmente Vladivostok (9288 km, HHM+7).

El recorrido completo en El Transiberiano demanda 7 días y 6 noches de viaje. El viaje se puede realizar en dos tipos de pasaje, el de asientos blandos y tapizados convertibles en cama y en grandes compartimentos tipo europeo de 2 o 4 literas; o el de asiento de plástico o cuero convertibles en cama, pero en compartimentos de 4 literas o sin compartimento. Como dato curioso destaca el famoso menú del restaurante del tren, que consta de 18 páginas.

La web especializada en trenes de lujo y con encanto: www.turismoentren.com ofrece amplia información de diferentes trenes turísticos.

Carlos González Sánchez (www.webyposicionamientoseo.com) - Gestores de contenidos especializados en turismo y gastronomía.